Al término de 2018, el mercado móvil en México contabilizó 121.8 millones de líneas activas (5.5 por ciento superior al correspondiente al cierre de 2017), de las cuales la mayor parte se mantiene como usuarios de prepago, señaló The Competitive Intelligence Unit (CIU).

De acuerdo con la consultora, al cierre del año pasado, había 99.9 millones de líneas en prepago82 por ciento del total, con un crecimiento de anual de 5.3 por ciento, mientras que en su modalidad de postpago o contrato, la base de usuarios alcanzó 21.9 millones, es decir 18 por ciento del total, lo que equivale a un alza de 6.2 por ciento en su comparativo anual.

“El éxito del sistema de prepago radica en que en nuestro país la penetración de los servicios financieros es muy poca todavía, eso te obliga a que no haya tantas personas con una tarjeta de crédito y que la puedan utilizar para contratar un plan tarifario”, señaló Gonzalo Rojon, socio-director de The CIU.

En entrevista con Notimex, indicó que después de la Reforma en Telecomunicaciones de 2013, cuando los precios en telefonía empezaron a bajar, los usuarios de postpagocrecieron un poco, sin embargo, la mayoría de los usuarios se mantienen en el modelo de prepago.

“Ahora, la diferencia entre los planes y las recargas no es tan abismal como antes, incluso, ahora en postpago los planes han bajado mucho, pero tú tienes que pagar tu equipo, casi nadie te da un equipo gratuito con un plan”, apuntó.

La proporción, agregó, ha aumentado, pero no de forma considerable, creemos que no va a pasará de 20 por ciento, porque las condiciones crediticias no se están ampliando.

También hemos visto que hay ofertas muy agresivas en prepago que, incluso, pueden llegar a ser mejor que postpago, lo que motiva a los usuarios de telefonía a mantenerse en esta forma de consumo, añadió.

Ver Nota Original La Razón